Ir al contenido principal

Entradas

La experiencia corporal como experiencia del sí mismo

De inicio llegué tarde e interrumpí la clase (así sentí), cuando mis compañeros ya estaban concentrados y sentados frente a frente, al momento de ver la puerta cerrada me tensé, mis hombros de una manera muy dolorosa, lo noté y en ese momento supe que estaba siendo muy duro conmigo por llegar tarde, incluso como un autocastigo; al momento de tocar la puerta para poder pasar acaloré mi rostro y apreté muy fuerte mi mandíbula, corté mi respiración a manera de que no se notara que estoy respirando… lo escribo y vuelvo a comprimir mi mandíbula, aquí y ahora me endurezco y esa es mi existencia (Kepner, 1992, p. 5). Puse mi mochila en el suelo y me dispuse a trabajar con mi compañera, me senté en el alfombrado y la vi a los ojos, sólo la vi a los ojos. La indicación de la maestra fue: siente tu cuerpo, siente e identifica si estás tenso, si te duele o si hay algo en tu cuerpo que te incomoda, quédate ahí y sólo observa; seguí la indicación y noté de manera rápida que estaba tensando mis homb…
Entradas recientes

Mis habitaciones cerradas (Última parte).

Una persona sana que está creciendo acepta la condición humana de debilidad. "Las personas son productoras de errores, y yo soy una de éstas. Por eso ponen gomas en los lápices, ¿sabes?”. Las personas sanas, que están creciendo, también son buenos comunicadores porque están dispuestos a compartir de una manera abierta y sincera. Comparten no sólo la luz y lo brillante, sino también el lado débil y herido de sí mismas. A  partir  de  nuestro primer  descubrimiento  del  lenguaje, sentimos la tentación de usarlo no para expresar y revelar nuestro verdadero yo, sino para fingir y manipular la  realidad. Cuando  niños,  nos  recompensaban por nuestra autoproclamada  bondad. "Fui un niño bueno todo el año, de verdad, Santa Claus”. También aprendemos a utilizar la manipulación de las lágrimas para conseguir atención. Más tarde en la vida, el  mal uso del lenguaje puede tomar proporciones más serias cuando decimos a la gente que la amamos para poder utilizarla. Y una vez, utilizada…

Debemos tener suficiente valor para compartir nuestra vulnerabilidad personal unos con otros (Parte I).

Somos sanos y plenos en la medida  en que seamos abiertos  y honestos con nosotros mismos  y con los demás.

Existe una teoría acerca de los complejos de inferioridad que estoy dispuesto y preparado a aceptar. La teoría sostiene que todos tenemos complejos de inferioridad. Estos complejos casi vienen como una parte heredada de nuestra infancia y de nuestros primeros años. Se establecen con firmeza durante los primeros cinco años de vida. Una persona que contabiliza este tipo de cosas ha escrito que durante los primeros cinco años de su vida el niño promedio recibe 431 (!) mensajes negativos en un día normal. "Deja de hacer ese ruido..." "Bájate de ahí..." "¿Qué estás haciendo con mis tijeras? ..." "No, eres demasiado chico..." "Mira el desorden que has hecho..." "i Tienes lodo en los zapatos y acabo de limpiar el piso de la cocina!" Y así sucesivamente (x 431). Como resultado de estos mensajes negativos, desarrollamos instintos de a…

Las competencias para tener mejores relaciones humanas

El ser agradecido
Más que buenos modales, es una actitud de reconocimiento sincero a las otras personas, sobre cualquier beneficio, favor o conducta favorable que hayan asumido hacia nosotros. Asumir esta actitud, además de garantizar la permanente buena disposición de los demás hacia nosotros, es un deber de quien es consciente de lo que otros han hecho por él. Ser agradecidos con nuestros padres, con nuestros seres queridos o nuestra pareja, por muy malas que pudiesen ser algunas de nuestras experiencias con ellos, es prácticamente un deber que sólo se sostiene a partir de aptitudes de inteligencia emocional, de autodominio y perdón, pues en ocasiones el rencor (sobre experiencias negativas o conflictos) nos limita o nubla la vista sobre las muchas cosas buenas que otros han hecho por nosotros. El ser agradecido con Dios o con la vida misma es reconocer que hemos sido beneficiados en mucho y que lo que tenemos no siempre es obra de nosotros mismos, sino de la generosidad de otros, o si…

La empatía en las relaciones humanas

El concepto empatía significa "sentir dentro de uno mismo" la experiencia  subjetiva de otro; por eso es una de las puertas fundamentales por donde se llega a las mejores relaciones humanas. Es decir, si no entendemos y comprendemos a nuestros semejantes, no podemos tener relaciones humanas efectivas con ellos. Recientemente, Goleman nos explica que tenemos de manera natural una capacidad de empatía primaria, que a través de ciertas neuronas, llamadas neuronas espejo, nos permite percibir de manera natural las emociones de otras personas, siempre y cuando les pongamos atención. Si bien la falta de atención es precisamente uno de los problemas contemporáneos, desde nuestro punto de vista, la empatía puede desarrollarse como un buen hábito que nos lleva a la comprensión si se tiene cuidado en lo siguiente. Primero, reflexionar si en nuestra escala de valores está o puede agregarse precisamente el valor de la comprensión; esto quiere decir, si le damos, antes que otra cosa, impor…

La capacidad de relacionarse depende del nivel de conciencia

El rango de la capacidad de relacionarse entre los seres humanos es mucho más amplio de lo que jamás hubieran imaginado.  Empecemos por quienes están hasta abajo en la escala humana. Se trata de las personas completamente locas que tienen que ser encerradas y aisladas, o de los criminales que no son tan distintos de los anteriores. Ambos tipos de persona se encuentran completamente encerrados en sí mismos y viven un aislamiento tanto externo como interno, pues difícilmente se pueden relacionar con otros seres humanos. Pero en la medida en que están vivos, tienen que continuar relacionándose de alguna manera. Así que se relacionan con los aspectos externos de la vida, con las cosas, con su medio ambiente, aunque sea de la manera más negativa, con la comida, con ciertas funciones orgánicas de su cuerpo, y tal vez también con ciertas ideas, el arte o la naturaleza. Sería muy útil, amigos míos, que miráramos la vida y a la gente desde este punto de vista. Meditar sobre este asunto les pue…

Dilo con abrazos. Última parte.

Cualquiera que sea nuestra edad o nuestra posición en la vida, todos necesitamos sentirnos seguros. Cuando no lo conseguimos, nuestra manera de actuar suele tornarse ineficiente y nuestra interacción con otros pierde a veces su placer.

Un abrazo crea un cálido círculo de apoyo que podamos volver a nuestras tareas con una renovada sensación de seguridad. Un abrazo dice: en mis brazos hay un lugar donde puedes sentirte seguro.
El abrazo que da seguridad se hace necesario: cuando subimos a un estrado para dictar una conferencia un abrazo dice: no tienes por qué convertir tus rodillas en acordeones. Imagínate que todo el público te está dando un abrazo de seguridad.
Cuando nos graduamos… en la carrera que sea un abrazo dice: En tu nueva vida también hallarás sitios seguros.
Cuando la noche está llena de sombras que se mueven un abrazo dice: la luz del día te mostrará que las sombras son, en realidad, las siluetas de cosas cotidianas. Prueba con un abrazo de corazón para acallar los miedos y t…